PATRULLA DE LA GENDARMERÍA CAUSA FUERTE ACCIDENTE POR CONDUCIR DE MANERA IRRESPONSABLE

Redacción. Coatzacoalcos, Veracruz. Una mujer y el conductor de un taxi resultaron lesionados, luego de un aparatos choque y volcadura donde participó un elemento de la Policía Federal, división Gendarmería, arrojando como saldo además de las lesiones únicamente daños materiales.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 10:30 horas de este domingo, en Ignacio Zaragoza e Ignacio Aldama del centro de la ciudad, donde el conductor de la patrulla con número 16225, provocó la colisión al conducir de manera imprudente.

En dicho accidente se vieron involucrados un automóvil marca Dodge, tipo Attitude, habilitado como taxi, con número económico 4195, sin placas de circulación, en el que viajaba una pasajera que resultó lesionada.

De acuerdo con testigos, la unidad oficial circulaba a exceso de velocidad de sur a norte sobre Aldama y al llegar al cruce no respetó la avenida con preferencia y terminó impactando al taxi que se desplazaba de poniente a oriente sobre Zaragoza.

Tras el impacto del taxi en el costado de la patrulla, ésta se quedó sin control y terminó volcada sobre su toldo, sin que sus tripulantes sufrieran lesiones de gravedad.

Al lugar arribaron elementos de la Cruz Roja quienes brindaron los primeros auxilios a los lesionados quienes fueron canalizados a un nosocomio para ser atendidos.

Cabe mencionar que al momento del percance, los elementos de la Gendarmería, lejos de atender a los heridos o solicitar los cuerpos de emergencia, trataron de agredir a los medios de comunicación, donde el reportero Rafael León Segovia, fue agredido por uno de los uniformados.

Las autoridades deben detener acciones como estas, en la que los elementos de los cuerpos de seguridad manejan de manera temeraria y prepotente, pues en menos de una semana ya se han suscitado accidentes similares; en el primer accidente se vio involucrada una patrulla de Seguridad publica en el municipio de Camerino Z. Mendoza, lugar donde una patrulla arroyó a un taxi matando al conductor.

La gran diferencia entre estos dos accidentes, es que en ese momento la patrulla de seguridad publica era conducida a exceso de velocidad al ir detrás de unos secuestradores quienes fueron abatidos más tarde, y en el caso que nos ocupa, los elementos que deberían de proveer seguridad a la ciudadanía desconocen los sentidos de las calles y manejan de forma prepotente, además de que la unidad oficial no llevaba sirena encendida, lo que indica que no iba a ninguna emergencia.